• ULTIMA HORA:

    Kuczynski sigue siendo líder de partido gobernante en Perú, dice congresista




    Agencia EFE

    A pesar de que dimitió de la jefatura del Estado en medio de una crisis política y fue reemplazado por su vicepresidente, Martín Vizcarra.

    "El presidente Kuczynski sigue siendo el líder del partido. Por supuesto, no veo por qué va a dejar de serlo. La política se construye sobre la base de los fracasos, los triunfos son excepcionales", declaró Sheput en la emisora RPP Noticias.

    El legislador consideró, además, que a pesar de la crisis que afrontó en las últimas semanas el partido PPK tiene un futuro "positivo", ya que participará en las elecciones regionales y municipales que se celebrarán en octubre próximo. Sostuvo también que PPK es una agrupación "resiliente" (que puede soportar las adversidades) y que aprovechará la salida de Kuczynski de la Presidencia para reconstruirse y tomar lo ocurrido "como parte de su historia".

    El pasado miércoles, los integrantes de la bancada legislativa de Peruanos por el Kambio (PPK) reafirmaron su "compromiso de apoyo" al nuevo Gobierno de Perú, que asumió hace una semana Vizcarra, hasta entonces vicepresidente y embajador peruano en Canadá.

    "Reafirmamos nuestro compromiso de apoyo", señaló el legislador Gilbert Violeta, presidente de PPK, tras su primera reunión con Vizcarra, quien integró como invitado la fórmula presidencial que presentó Kuczynski a las elecciones del 2016. Violeta también enfatizó en ese momento que el Gobierno sigue siendo de Peruanos por el Kambio, mientras que Sheput le pidió a Vizcarra que convoque a personas que tengan conocimiento de la política y experiencia en gestión pública.

    Vizcarra ha informado que entre este lunes y martes anunciará a los integrantes de su gabinete de ministros, que será encabezado por el congresista César Villanueva, del partido centrista Alianza Para el Progreso (APP).

    El presidente ya designó el martes como ministro de Transportes y Comunicaciones al ingeniero Edmer Trujillo en reemplazó de Bruno Giuffra, implicado en un caso de grabaciones que mostraron presuntas negociaciones ilícitas para intentar evitar que Kuczynski fuera destituido por el Congreso por sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht.